Almacenamiento de Energía

El almacenamiento energético consiste en conservar energía generada sobrante para liberarla cuando se requiera. Existen diversos métodos de almacenar energía a lo largo de la cadena de suministro en las Smart Grids; a gran escala: con hidroeléctrica reversible y almacenamiento térmico; almacenamiento en redes: con pilas y baterías, condensadores y superconductores, así como volantes de inercia; y a nivel del consumidor final: con baterías, superconductores y volantes de inercia. El desarrollo de las tecnologías de almacenamiento energético son elementos fundamentales para las Redes Eléctricas Inteligentes del futuro. Permite el aplanamiento de la curva de demanda y ayudando a conseguir la autosuficiencia energética; facilita la integración de energías renovables y dota al sistema eléctrico de una mayor eficiencia y seguridad.

 
 

PATROCINIO BRONCE

    ×